Entradas

Post más visto

Imagen
Atrapada en los recuerdos de auroras pasadas gime callada la joven, envuelta en melancolía. Tras una dulce sonrisa esconde una tristeza disfrazada, cometa errante en su universo, libertad pasajera sin palabras. Tras una ventana de cristales opacos refugia su destino, nadie la ve, nadie la espera. Isabel Soriano

Poema corto...muy corto

Imagen
  La osadía del tiempo quiso robarme tu recuerdo

Y a su barco le llamó Libertad

Imagen
  Tan solo una maleta como único equipaje le esperaba en el suelo del pequeño recibidor de aquella casa, en la que, había vivido tantas emociones y desengaños a la vez. No necesitaba nada más, llegó al lugar vacía, y sin carga marchaba. El día de su llegada vio el cielo abierto, vislumbró luces de colores en todas las estancias. La armonía y el entendimiento eran la base y el sustento del lugar. Pronto diese cuenta, de que, tan solo era un escaparate todo aquello, poco a poco fue descorriendo las cortinas para ver la realidad que se ocultaba tras ellas. Dolor, mucho dolor sintió su corazón. Entregó todo lo que poseía durante el tiempo allí vivido. Nada se llevaba, no podía quedarse un día más entre aquellas paredes, se sentiría atrapada de por vida. La hermosa melodía que sonaba de fondo en el lugar no hacía más que envolverla, atraerla, atraparla entre sus notas y apoderarse de su mente. Haciendo uso de una fuerza de voluntad inimaginable, tomó su bolso y sin volver la vista atrás, sa

Sabor a pueblo.

Imagen
                            Huele a pan, h uele a pueblo     La panadería de mi pueblo huele a leña, huele a sudor, huele a noche de silencios. A trabajo en soledad de ese pobre panadero amasando con sus manos el mejor de los alimentos. A noche de radio encendida como único compañero, a dulces artesanales elaborados con esmero.   La panadería de mi pueblo huele a pan recién hecho en horno antiguo de leña con sabor a tiempo añejo.   Isabel Soriano

De vez en cuando...

Imagen
 De vez en cuando me asomo a esta ventana y os veo. Os deseo un Feliz Año sin Covid y una vuelta rápida a la vida normal.  

El puente.

Imagen
Hasta aquí llego. No sé cuando podré volver. Os aseguro que lo he intentado, pero no doy para más. Muchas gracias por todo lo que me habéis dado, enseñado y compartido. Nos vemos por las redes.                                                                Para cruzarlo o para no cruzarlo ahí está el puente en la otra orilla alguien me espera con un durazno y un país traigo conmigo ofrendas desusadas entre ellas un paraguas de ombligo de madera un libro con los pánicos en blanco y una guitarra que no sé abrazar vengo con las mejillas del insomnio los pañuelos del mar y de las paces las tímidas pancartas del dolor las liturgias del beso y de la sombra nunca he traído tantas cosas nunca he venido con tan poco ahí está el puente para cruzarlo o para no cruzarlo yo lo voy a cruzar sin prevenciones en la otra orilla alguien me espera con un durazno y un país.                                                                    Mario Benedetti