Atrapada en los recuerdos de auroras pasadas
gime callada la joven, envuelta en melancolía.
Tras una dulce sonrisa
esconde una tristeza disfrazada,
cometa errante en su universo,
libertad pasajera sin palabras.

Tras una ventana de cristales opacos
refugia su destino,
nadie la ve,
nadie la espera.

Isabel Soriano

Comentarios

  1. El poema es precioso y la imagen parece sacada de una película.
    Un abrazo Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. La foto es de la boda de la hija de una amiga. Me alegra que te guste.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Bien atrapaste tú esa mirada ausente. Me encanta.
    Buen lunes . Cuídate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa fotografía acompañada de bellas palabras, me ha encantado. Enhorabuena Isabel, un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  4. Bellísimo trabajo, amiga. Has captado la ausencia...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Has explicado muy bien, en ese bello poema, lo que transmite esa fotagrafía. Por mucho que dijera, mis palabras se quedarían cortas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Nadie me mira y nadie me espera.
    Estoy un poco solo. Pero ese es un hecho eterno.

    Nací solo. Moriré solo.
    Es común a todos los seres humanos.

    Saludos. Salud. De Japon.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, puedes dejar tu opinión. Gracias!

Entradas populares de este blog

Todo tiene su fin.