Y a su barco le llamó Libertad


 

Tan solo una maleta como único equipaje le esperaba en el suelo del pequeño recibidor de aquella casa, en la que, había vivido tantas emociones y desengaños a la vez. No necesitaba nada más, llegó al lugar vacía, y sin carga marchaba.
El día de su llegada vio el cielo abierto, vislumbró luces de colores en todas las estancias. La armonía y el entendimiento eran la base y el sustento del lugar.

Pronto diese cuenta, de que, tan solo era un escaparate todo aquello, poco a poco fue descorriendo las cortinas para ver la realidad que se ocultaba tras ellas.

Dolor, mucho dolor sintió su corazón. Entregó todo lo que poseía durante el tiempo allí vivido.
Nada se llevaba, no podía quedarse un día más entre aquellas paredes, se sentiría atrapada de por vida.

La hermosa melodía que sonaba de fondo en el lugar no hacía más que envolverla, atraerla, atraparla entre sus notas y apoderarse de su mente.
Haciendo uso de una fuerza de voluntad inimaginable, tomó su bolso y sin volver la vista atrás, salió rumbo a otro destino.
Un golpe de aire fresco heló unas lágrimas que danzando presurosas, rodaban por sus mejillas.

Isabel Soriano

Comentarios

  1. Estupenda foto y relato Isabel, el cual está lleno de lecturas, seguro que tantas como personas lo lean...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El detalle fotográfico es sensacional y el relato está al mismo nivel.
    Una gran entrada Isabel!!
    Molts petons

    ResponderEliminar
  3. Qué buen relato y qué foto más maravillosa

    ResponderEliminar
  4. Una sabia decisión para finalizar tu buen relato...La fotografía es colosal.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Estupendo relato, Isabel, muy bien ilustrado con esa foto, donde la composición es muy creativa y esta muy bien ideada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Una original fotografía y un buen relato.
    Un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar
  7. Hermoso este espacio de fotografia y letras. Me encuentro con este relato con una fuerte carga emotiva, por un lado la tristeza , el peso del pasado, los recuerdos que parecen no tan buenos, y por el otro ese destino frente a los ojos, nuevo, esperanzador, un volver a vivir. Me ha gustado mucho. Te dejo un abrazo y feliz noche.

    ResponderEliminar
  8. Tiene energia para encarar un nuevo futuro, que se desea mejor !.

    ResponderEliminar
  9. Um texto enxuto, mas nele tudo é essencial para mostrar a quebra do vínculo, do laço e coragem de fazê-lo sem olhar para trás. Um texto que, ao desvelar a história, mostra a força nas palavras de quem sabe lidar com elas. De quem sabe o modo de provocar o leitor, tornando-o cúmplice da história tão bem engendrada.
    Um abraço,

    ResponderEliminar
  10. La fotografía por si misma nos cuenta una historia con diferentes aristas. Y unida al texto, hace una entrada muy interesante. Enhorabuena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado la foto y el relato, enhorabuena Isabel. Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  12. Muy bonito relato y preciosa la foto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Cuantos sueños hay en esa maleta. Palabras y foto geniales.
    Bienvenida de nuevo. Cuidaros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si has llegado hasta aquí, puedes dejar tu opinión. Gracias!

Entradas populares de este blog

Todo tiene su fin.